24.1.12

Uan, tu, uan, tu, tri




Y entonces, Bessie
se pone triste
y me pide cosas.

Brinca en la cama,
me enseña dibujos,
dice “no escribo poemas,
sólo tonterías”
y respira hondo
y parece
un conejito inquieto
bajo el azul infinito
de un mar de cabeza

-Luis Daniel Pulido



Mi querido Luis Daniel

Desearía que estuvieras aquí para que me contaras lo que descubriste en las calcetas blancas de las niñas más bonitas de la secundaria. Comeríamos natilla uno al lado del otro,con la mirada de dos perros flojos que ven pasar fantasmas entre la gente. Después nos ganaría la risa. Harías cara de Van Halen yo te retaría a jugar luchitas, como era de esperarse, no te derrotaría, nos iríamos furiosamente a penaltis, me remangaría el vestido y te confrontaría con dos tres grrrs en los ojos, tú bien sabes Luis Daniel, que nada importa, porque en la única batalla que no es de chocolate ( cuando nos reten los zombies mutantes, o nos invadan los biduinitas ), regresaré amorosamente a nuestro equipo - negociación millonaria de por medio- No!, Jamás permitiré que te hagan daño.Mi portero favorito. UMJUM
Yo que soy muy valiente.



Te voy a proteger de los hombres malos
pero antes, ¿me enseñas a amarrarme las agujetas?

No hay comentarios.: